Tipos de Hernias Tipos de tratamiento Materiales - Video Infopacientes Nuestro equipo contacto


TRATAMIENTO NO QUIRÚRGICO

Si bien el tratamiento efectivo para una hernia es la cirugía, en algunas ocasiones, puede

plantearse evitar la misma.

Existen métodos ortésicos como bragueros o fajas que pueden disminuir los síntomas al

comprimir la pared externa del abdomen.

Se obtiene así una mayor dificultad para la salida del contenido abdominal por el

orificio herniario. 

Se desaconseja la utilización de estos ya que no resuelven el problema y pueden generar

alteraciones en la pared o demoras en el tratamiento que dificulten la reparación.

El lugar para ellos, desde el punto de vista terapéutico, quedaría reservado para aquellos

pacientes con contraindicación quirúrgica.

Existe una corriente médica que postula la idea no quirúrgica de ¨esperar y observar¨ en

aquellos pacientes con hernias asintomáticas que se reintroducen a la cavidad abdominal

sin dificultad.

No obstante, en el grupo observado, un cuarto de los pacientes requerirá cirugía.

Las causas de requerimiento quirúrgico serán el dolor, el aumento en el tamaño de la

hernia y la modificación en la calidad de vida.

Es por ello que se recomienda cirugía ante todo síntoma, incomodidad, dolor o

discapacidad laboral que afecte la vida cotidiana del paciente.

Toda demora en la reparación genera, habitualmente, un agrandamiento herniario y

mayor dificultad para la reparación.

También trae aparejada una mayor exposición al riesgo de atascamiento o estrangulación.


volver >>

info
diseño web