Tipos de Hernias Tipos de tratamiento Materiales - Video Infopacientes Nuestro equipo contacto


CIRUGÍA CONVENCIONAL

Dentro de la cirugía convencional, y de acuerdo con la ubicación de la hernia, se elegirá el cierre

simple con puntos de sutura o el cierre del orificio con colocación de una malla o refuerzo.

El cierre simple de los orificios herniarios fue un método muy popular en el pasado; se lo sigue

utilizando en algunos pequeños orificios herniarios menores a dos (2) centímetros,

que se encuentran localizados en posición umbilical o epigástrica.

El procedimiento consiste en, una vez abierta la piel y el tejido graso que cubre los músculos,

disecar el saco herniario, abrirlo, reintroducir el contenido del mismo en la cavidad abdominal y

aproximar los tejidos que forman el anillo herniario, suturándolos con hilos irreabsorbibles o

de reabsorción muy lenta.

Este procedimiento suele ir acompañado de dolor debido a la gran tensión que se genera al

aproximar los tejidos para cerrar dicho orificio.

Tiene una recidiva, o vuelta a formarse la hernia, de aproximadamente 10%.


Cierre libre de tensión: este procedimiento es similar al anterior en cuanto a los principios generales:

reintroducir el contenido de la hernia a la cavidad abdominal y luego cerrar el orificio peritoneal,

pero en lugar de aproximar los tejidos a tensión, se coloca una malla para cubrir la zona debilitada

y reforzar la misma.

Esta malla es de material sintético (alguna combinación de polipropilene en forma de red) que

es fijada con puntos de sutura a la pared muscular, dentro de la cual crecerá tejido de cicatrización

y la fijará definitivamente.

  lichtestein     malla abierta  

volver >>

 

info
diseño web